Comparar propiedades

Comparar
You can only compare 4 properties, any new property added will replace the first one from the comparison.

Blog-Podcasts

¿Vivienda nueva en construcción o usada?

¿Comprar una vivienda nueva en construcción o comprar una vivienda usada?

Ventajas e inconvenientes de ambas opciones.

A menudo se plantea este dilema a extranjeros que desean adquirir una vivienda en España. A continuación, ofrecemos una lista de ventajas e inconvenientes de ambas opciones, así como algunos consejos prácticos.

Ventajas si usted compra una vivienda nueva en construcción:

Mayor calidad de la vivienda:

El nuevo código técnico de construcción por el que se rigen todas las nuevas construcciones en España es uno de los más exigentes de Europa que es lo mismo que decir del mundo. Este código obliga a los promotores a construir con unos criterios de calidad, materiales, eficiencia energética y aislamientos nunca vistos antes en España. Esta mayor calidad se propicia también por las nuevas tecnologías y la sana competencia entre promotores.

Referencias mas precisas y objetivas de precios de mercado:

Si usted adquiere una vivienda en una promoción en construcción, dispondrá de mejores referencias de precios que si compra una vivienda usada, ya que los precios de todas las unidades de la promoción, no solo le sirven como la mejor referencia de mercado, sino que además le confirman que esa referencia es correcta, ya que hay otros compradores que han llegado a la misma positiva conclusión. Asimismo, siempre es más fácil comparar los precios de una promoción con respecto a los precios de otra promoción que comparar precios de viviendas usadas.

Mayor seguridad en la compra: Si usted compra una vivienda en construcción está comprando a una promotora, y la ley es muy estricta con las condiciones de venta y garantías que una promotora ha de ofrecer a los compradores de una vivienda nueva. Una de las preocupaciones habituales de un comprador de obra nueva en construcción es ¿Qué pasa con el dinero que entrego si finalmente la promotora no acaba la vivienda, o se retrasa tanto en la entrega que ya no me interesa adquirirla? Pues muy sencillo, todas las promotoras están obligadas a entregar a los compradores de una vivienda en construcción el aval de afianzamiento de cantidades entregadas, o dicho de otra manera, una garantía bancaria, o de una aseguradora homologada, que garantiza la devolución de todas las cantidades entregadas a la promotora mas su interés legal correspondiente si se da la circunstancia de que dicha promotora no entrega la vivienda en el plazo establecido. Además, ha de tener en cuenta de que, si usted compra a una promotora solvente, ésta siempre estará ahí para atender cualquier reclamación y tendrá interés en hacerlo, pues la continuidad de su negocio se basa en su reputación, mientras que un vendedor privado seguramente desaparecerá careciendo de cualquier interés en la satisfacción con la vivienda adquirida.

Mayores garantías: Quizá sea esta una de las mejores razones por las que comprar una vivienda nueva en construcción, las garantías. Si usted compra una vivienda nueva, entre otras garantías, tendrá las siguientes:

  1. 10 años de garantía sobre cualquier daño en la estructura de su vivienda, o del edificio, a través del seguro decenal obligatorio.
  2. Garantía de 2 años de todos los electrodomésticos entregados por el promotor junto con la vivienda
  3. Garantía de un año para todos los vicios ocultos que puedan aparecer.
  4. Por último, la garantía que le da, como ya indicamos anteriormente, la necesidad de la promotora de obtener su satisfacción como aval para futuras promociones.

Por el contrario, si usted compra una vivienda usada a un particular prácticamente no tendrá ninguna de las garantías arriba indicadas salvo que la vivienda sea de muy reciente terminación.

Mayor posibilidad de revalorización y por lo tanto mejor inversión: Tanto a la hora de revender como a la hora de alquilar, cuanto más nueva es una vivienda mayor es su cotización en el mercado. Esto es un axioma evidente. Pero además hay que tener en cuenta que, cuando usted compra una vivienda usada el vendedor privado muy probablemente está repercutiendo en el precio, no solo la cantidad que abonó a la promotora, sino también todos los impuestos que tuvo que pagar para adquirir la propiedad (es decir usted comprador estará pagando los impuestos de adquisición dos veces, los del primer comprador -12%-  y los suyos propios-de nuevo 12%- al adquirir la vivienda usada), además del beneficio que estime conveniente el vendedor. Si usted compra a la promotora directamente está ahorrando ese primer impuesto que el vendedor le repercute además de su beneficio, por lo que su margen de ganancia a la hora de revender es mayor. A ello hay que sumarle que casi siempre las viviendas en construcción tienen un precio inferior que suele subir notablemente una vez terminadas, Otra buena noticia y factor a añadir a su buena inversión.

Mayores y mejores facilidades de financiación: Muy habitualmente las promotoras se suelen financiar por los bancos en sus respectivos desarrollos. Cuando usted como comprador desea o necesita una financiación bancaria o hipoteca para su vivienda le será mucho más fácil y barato obtenerla si compra una vivienda en construcción que se halle financiada por un banco que si compra una vivienda usada. Más fácil, porque el banco conoce la promoción de primera mano, su valor de mercado, sus tasaciones y además esta predispuesto a financiar esas viviendas que es el motivo último por el que decidió en su día financiar al promotor. Más barato, porque usted ahorrará tasaciones, algunas comisiones de estudio y algunos impuestos de la hipoteca que ya han sido pagados por la promotora.

Modificaciones y personalización de la vivienda: Para terminar, otra ventaja evidente de adquirir una vivienda en construcción, y naturalmente dependiendo de lo avanzada que se encuentre la obra en el momento de adquirirla, es la posibilidad de introducir cambios en la misma, elección de materiales, colores, acabados, personalización de la vivienda, en definitiva. Opción que no se da por supuesto cuando se adquiere una vivienda usada

Con todo lo dicho anteriormente pareciera que no hay ninguna razón para comprar una vivienda usada, pero no es cierto. Por supuesto que también, aunque menos, hay motivos para adquirir una vivienda usada frente a una de nueva construcción. Uno de esos motivos es la inmediatez si necesitamos ocupar la vivienda ya o no queremos esperar. Otro motivo es la certeza, cuando vemos una vivienda usada en principio sabemos lo que hay, malo bueno o regular tenemos el cuerpo cierto ante nuestros ojos y no tenemos necesidad de imaginar cómo quedará nuestra futura vivienda. Otro motivo potente puede ser la ubicación de la vivienda usada que deseamos adquirir, y que nos gusta tanto que no deseamos atender a mejores razones. Lo importante es que medite bien sus opciones y tome la mejor decisión para sus intereses, necesidades y preferencias.

Suerte en su elección.